CULTURALIA. LA SEDE PRESIDENCIAL



NOÉ GUERRA PIMENTEL*
Con el titulo El Palacio Nacional vuelve “al centro” el periodista Alonso Aguilar, de Noticieros Televisa, publicó este viernes 11 una columna que literalmente me ganó, misma que para no replicar contenidos mejor comparto en algunas de sus partes. Con Enrique Peña Nieto el Palacio Nacional será el centro estratégico de la Presidencia de la República.

El 1 de diciembre de 2012, Peña Nieto estuvo sólo unos minutos en la Cámara de Diputados para rendir protesta como Presidente. Al bajar de la tribuna, se apuró para dar su primer mensaje a la nación en el que será el principal escenario político de su sexenio: el Palacio Nacional. El equipo de Peña Nieto solicitó que la ceremonia de relevo de la Bandera fuese en la madrugada del mismo día en el Salón de Honor de la Patria de Palacio Nacional. Esta ceremonia simboliza la traslación de la Bandera Nacional y del mando de la fuerza pública del presidente en funciones al presidente electo, se anunció.

Éste fue el primer evento de varios que ha realizado en el edificio ubicado frente al Zócalo, en el Centro Histórico de la Ciudad de México. En los primeros 40 días de su gobierno lo ha utilizado para tomar la protesta a los integrantes de su gabinete presidencial, para la segunda sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, para un encuentro con ministros de la SCJN, además de recibir al Jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, y al boxeador Juan Manuel Márquez.

En entrevista, Sergio Aguayo, del Colegio de México, opinó que el "retorno" a Palacio Nacional es un primer símbolo de estrategia. Sobre esto cabe apuntar que “El último Presidente en utilizar al inmueble como despacho oficial fue Gustavo Díaz Ordaz (1964-1970). En los últimos 42 años Palacio tuvo más funciones de museo que de sede de gobierno. Debido a múltiples modificaciones interiores desde su construcción en 1522, el 14 de noviembre de 2000 el presidente Ernesto Zedillo expidió el Reglamento para su Uso y Conservación.

Palacio Nacional representa el centro de gravedad del poder en México. Ahí estaba la casa de Moctezuma; Hernán Cortés lo utilizó como fortaleza y años después fue Palacio Virreinal, donde a lo largo de 300 años vivieron 64 Virreyes de México, comentó Alejandro Rosas, historiador y catedrático de la UNAM y recordó que los tres poderes de la federación estuvieron depositados en el Palacio Nacional en algún momento del siglo XIX.

A pesar de la intención del titular del Poder Ejecutivo, el reglamento restringe el uso libre de sus salones. El artículo 16 del reglamento especifica que los objetos y colecciones que presenten daños se restaurarán bajo los lineamientos que dicten solamente el INAH y el INBA. Rosas, lamentó que a pesar de la importancia y del edificio, éste haya dejado de ser referente del gobierno.
Los presidentes Luis Echeverría, José López Portillo, Miguel de la Madrid, Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox y Felipe Calderón, antecesores de Enrique Peña Nieto, no utilizaron Palacio Nacional como despacho principal, algo que el presidente en funciones ya confirmó como hecho. "Palacio Nacional es la sede del Poder Ejecutivo y como tal es el espacio que está diseñado para que el presidente trabaje", dijo el Presidente.

Con esto, la sede de Los Pinos será un espacio más familiar y de asuntos privados, por lo que habrá menos actos públicos. Para Aguayo es fundamental laborar en el Palacio pues es signo del cuidado del equipo presidencial con las formas. Alejandro Rosas afirmó que los siete antecesores de Peña Nieto no acudían debido a las manifestaciones en el Zócalo, en la primera mitad del siglo XX estas no eran tan comunes. Agregó que el regreso al Palacio Nacional es lógico pues es un símbolo de poder y legitimidad política.
*Integrante de la Sociedad Colimense de Estudios Históricos, A.C.

Contador de visitas