CULTURALIA. QUIENES CONSUMARON LA INDEPENDENCIA

NOÉ GUERRA PIMENTEL*

Iturbide se había caracterizado por perseguir a los insurgentes desde los primeros años de iniciado...
...el movimiento de independencia. Fue el gran vencedor de Morelos en 1814. Sanguinario a más no poder el joven Criollo dejaba a su paso rastros de sangre, cenizas y sufrimiento entre quienes le sobrevivían. Obligado al retiro por sus excesos con juicio de por medio, Iturbide volvió al servicio el 18 de noviembre de 1820, cuando patrocinado por el clero católico salió de la ciudad de México a combatir a Vicente Guerrero, sin embargo, ante su desconocimiento del terreno fue derrotado, lo que lo obligó a pensar que era fundamental que los insurgentes se sumaran al movimiento enderezado más que contra España contra la Constitución de Cádiz, atentatoria de los enormes privilegios del clero católico.




Hacia 1821, uno de los sobrevivientes más sonados era Vicente Guerrero. Luego de un intercambio de cartas, Guerrero, más por cansancio que por convicción, aceptó sumar fuerzas con Iturbide a pesar de que habían sido enemigos. El 24 de febrero de 1821, en Iguala, en el actual estado de Guerrero, Iturbide dio a conocer un documento con el cual declaraba a la Nueva España independiente y estableció que como forma de gobierno se adoptaría la monarquía constitucional moderada. Según con lo dispuesto en su manifiesto, se formaría nuevo ejército que se llamaría de las Tres Garantías porque bajo su protección estarían resguardados tres principios del nuevo orden en el naciente Estado: Independencia de España; Religión, la católica como única y Unión, entre americanos y europeos radicados en América. Las que estarían representadas por los colores: verde, blanco y rojo.



Días después de la promulgación del plan de Iguala, Iturbide y Guerrero se encontraron por vez primera y le dieron forma al ejército trigarante o de las Tres garantías. Iturbide fue sumando voluntades, regimientos enteros de realistas se sumaron a la causa, los insurgentes también se pusieron a las órdenes del nuevo movimiento y la causa fue tomando forma en todo el territorio y todas las clases sociales. Juan de O’Donojú llegó a México no con el cargo de Virrey, suprimido por la Constitución de Cádiz, sino como Jefe Político Superior de la Nueva España. Venía enfermo, tras largos años de tormentos e insalubridad en la prisión a la que lo condenó Fernando VII por ser un liberal, de los que se opusieron a su régimen absolutista.
El nuevo gobierno español quiso premiar a O’Donoju, quien además fue héroe en la guerra contra los franceses, concediéndole el virreinato de la Nueva España, una vez que desembarcó en Veracruz, el nuevo gobernante se percató que nada había que hacer, que todo estaba perdido para España, por lo que sin vacilar de inmediato manifestó su deseo de entrevistarse con el jefe visible del ejército de las tres garantías, Agustín de Iturbide. El 24 de agosto de 1821, Iturbide y O’Donojú firmaron los Tratados de Córdoba con los cuales se reconocía la independencia de México y el nuevo país asumía una nueva forma de gobierno.


Los tratados señalaban: Esta América se reconocerá por nación soberana e independiente, y se llamará en lo sucesivo “Imperio Mexicano”. El gobierno del Imperio será monárquico constitucional moderado. Será llamado a reinar en el Imperio mexicano (previo juramento que designa el artículo 4° del plan), en primer lugar Fernando VII, rey católico de España; y por su renuncia o no admisión, su hermano el infante Carlos; por iguales condiciones, el infante Francisco de Paula; de igual manera, Carlos Luis, infante de España; y por renuncia o no admisión de él, el que las Cortes del Imperio designen. Con esta cláusula, se abría la posibilidad de que el gobernante fuera él, Iturbide. El 27 de septiembre de 1821, el ejército trigarante desfiló por las calles de la ciudad de México. Al día siguiente se firmó el acta de independencia, pero España no reconocería lo firmado por O’Donojú, sino hasta 1836.
*Presidente de la Sociedad Colimense de Estudios Históricos, A.C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Para realizar una pregunta es necesario proporcionar los siguientes datos: nombre completo, localidad y ocupación.

derechos reservados

© 2009-2014 Sociedad Colimense de Estudios Históricos A.C.
Díaz Mirón y J. Jesús Carranza S/N, interior del AHEC, Jardín Benito Juárez.
Colonia Centro, CP 28000, Colima, Col.

Contador de visitas