CULTURALIA. SALDOS DEL BICENTENARIO (II-II)


NOÉ GUERRA PIMENTEL
Dando continuidad al comentario iniciado la semana pasada, vale retomar que a 5 años de iniciados los preparativos de los “festejos del bicentenario y del centenario de México”, he aquí lo que al respecto rescató Proceso, edición especial “Bicentenario”, en el que se destaca que con cinco coordinadores en menos de cuatro años, el PAN se evidenció por la falta de ideas y, sobre todo, una nula narrativa lo llevó a lo fácil: gastar miles de millones de pesos en algo trascendente que por lerdos extraviaron en la nada.

Para fundar lo anterior vayan los siguientes datos: 139.3 millones de pesos: Costo de la Colección Windsor de arte que se instaló en el primer piso de Palacio Nacional. 50 millones de pesos, cifra inicial planeada en octubre de 2007 para la fiesta del Bicentenario. 5 mil 843% Porcentaje de crecimiento del presupuesto federal para los festejos del Bicentenario entre octubre de 2007 a julio de 2010. A los que en febrero de 2008 se le sumaron 1000 millones más y en diciembre de 2009 480 millones más y 900 millones más que se le abonaron en el 2010, al que se podría denominar “Ramo Bicentenario”.

Gasto que en el papel previó la materialización de 2 mil 482 proyectos gubernamentales, que irían desde la creación de obras públicas hasta la edición de libros y el encargo de obras a artistas para monumentos alusivos. 2 mil 971 millones: fue el presupuesto asignado a Banjército para la fiesta del Bicentenario. 19 millones 253 mil pesos costó el programa de eventos conmemorativos, transmitido por Televisa. 690 millones de pesos se iban a invertir en la construcción y ejecución de La Estela de Luz, monto que con toda la opacidad imaginable se rebasó a más del doble y la edificación no ha rebasado un metro sobre el nivel del piso, mucho menos ha funcionado.

Al respecto, vale abundar que el Arquitecto Cesar Pérez Becerril recibió 16 millones de pesos, como ganador del proyecto del que sería el monumento emblemático del bicentenario, La Estela de Luz o el “Arco”, que finalmente no se ha realizado. 1 millón 567 mil pesos: Costó el acto de colocación de la “primera piedra” de la Estela de Luz que, insisto, no se ha levantado (Avanzada 18/08/2011). 150 millones de pesos: Costo de remodelación de Palacio Nacional, con este mismo pretexto histórico. 472 millones de pesos recibió TURISSSTE, con lo que, ojo, subcontrató, entre otros, a Make Pro S.A. de C.V., quien -¡sorpréndase!- subcontrató a Comercializadora y Espectáculos. 700 millones de pesos el espectáculo del 15 de septiembre del Zócalo.

Otra decisión por demás curiosa, que cuestioné en el mismo Guanajuato, en el marco de la IV reunión nacional convocada por el Senado y que se difundió profusamente allá, fue la del gobierno federal, que por razones jamás explicadas, escogió a Silao, Gto., para la principal Expo Bicentenario en 14.5 has, de julio a noviembre de 2010. Lo más comentado fue su enorme costo y la exhibición de armas incautadas a narcotraficantes.

A todo esto solo señalar que según una encuesta de Parametría aplicada en diciembre de 2009, sólo 6 de cada 10 mexicanos sabe qué día se celebra la Independencia y un 53% tiene claro que fue de España. El 21% piensa que de Estados Unidos, y el 24% no sabe. El 22% piensa que si México siguiera dependiendo de España estaría mejor, aunque un 5% habría escogido a esa nación en caso de decidir dónde nacer. El 81% dijo que si le hubieran dado a escoger en qué país nacer, habría dicho México, pero un 14% dijo que otro, y de ese porcentaje, la mitad optó por Estados Unidos.

Contador de visitas