Inscripción personajes ilustres del estado de Colima

Inscripción personajes ilustres del estado de Colima

Intervención del Lic. Jesús Silverio Cavazos Ceballos
Gobernador Constitucional de Colima

La memoria es un privilegio para el ser humano y las sociedades. Sin memoria, el ser personal o el ser social, están condenados a una vida desprovista de significado. Sin memoria se carece de fines. Sin memoria resultaría imposible el aprendizaje y se perdería el sentido histórico. Sin memoria no podría dotarse de contenido al mañana.
Quienes la pierden también extravían su identidad. La desmemoria implicaría vivir una existencia confusa, sin anclajes con la realidad de todos los días. Esto es así, porque la memoria es el sustento de la historia y la historia es, a la vez, la maestra del porvenir. Por eso, es vital recobrar los nombres de todos aquellos que formularon nuestra identidad.
Aquellos que aportaron algo del contenido que nos define y que constituye nuestro patrimonio hacia el mañana. Colima es una entidad con memoria. Es una entidad, además, que enaltece el recuerdo de quienes dejaron algo de sí mismos en su paso por la historia. Así lo hemos acreditado en todo momento, en cada etapa de nuestro destino común. Por eso, es digno de reconocimiento este esfuerzo de integración, a cargo de la Sociedad Colimense de Estudios Históricos, que logró una investigación equilibrada, plural e inobjetable. Es digno de elogio, además, el entusiasmo de las señoras y señores diputados para recibir y tramitar esta importante iniciativa.
Sin duda, surgirán nuevos nombres al revisar el listado propuesto por el gremio de los historiadores y aprobado por esta honorable legislatura, pero no podrá negarse la amplitud de visión, el cuidado en el registro y la generosidad en el juicio. Nadie podrá negar las cualidades históricas, plenamente merecedoras de su inscripción en este muro de honor, a los personajes honrados.
Al revisar el listado, se recuperan pasajes vitales de nuestra historia local, esa historia propia que nos define y distingue, que nos emociona y enorgullece a la par. Al revisar el listado, además, podremos confirmar la vocación igualitaria de la sociedad colimense.
Una sociedad sin ataduras rígidas, sin distancias imposibles, sin divisiones infranqueables y donde mujeres y hombres contribuyen con equilibrio a la buena marcha de la sociedad.
De esa forma, Manuel Álvarez y José Silverio Núñez simbolizan al idealismo liberal del siglo diecinueve, cuando la política se convirtió en ideal por la defensa de la patria y la creación de instituciones republicanas. Balbino Dávalos y Gregorio Torres Quintero, por su parte, representan con justicia la vocación magisterial, la calidad cultural y la capacidad poética.
Uno de ellos alcanzaría el rectorado de la Universidad Nacional, el otro, el sitio indiscutible como el pedagogo más influyente de la historia nacional. José Levy cristaliza al artista que se encuentra con Colima y decide contribuir a su grandeza, adoptando una patria chica y dejándose adoptar por ella. Alfonso Michel, María de las Mercedes Zamora, Rafael Heredia y Alejandro Rangel constituyen figuras tutelares de los artistas visuales y plásticos, que logran traducir en el lienzo los colores de Colima.
Muchos artistas jóvenes de nuestros días, inmersos en una tarea de difusión cultural sin precedentes, les rinden un homenaje cotidiano en muros que se multiplican por todos los municipios de la entidad. Lucio Uribe, es el símbolo del constructor provincial, intuitivo y certero, el alarife que construye el porvenir y deja su huella en una arquitectura criolla, tropical y cálida. Rafaela Suárez, Juana de Jesús Urzúa y Susana Ortiz Silva son expresión fiel de las maestras colimenses, de tan profunda historia y tan vitales en la construcción de las generaciones que dan sentido a nuestra tierra. Eugenio Aviña y José Pimentel LLerenas, por su lado, son el paradigma del ideal revolucionario del siglo veinte.
Es ideal de transformación que lo mismo abraza los ideales del sufragio efectivo y la no reelección, que la justa defensa de los derechos de los trabajadores, para lo cual es poca cosa llegar hasta el extremo del martirio y el sacrificio.
María Ahumada es la mujer de vocación política y cultural, de filiación liberal y audaces ideas sociales, que logró resguardar nuestro pasado para traducirlo en museo vivo de nuestra historia. Aprovecho esta significativa oportunidad para anunciar que en breve dará inicio el proceso para la remodelación integral del Museo de las Culturas de Occidente, situado en la Casa de la Cultura de Colima, que lleva el nombre, precisamente, de la maestra María Ahumada de Gómez.
Miguel Álvarez del Toro, por su parte, es el naturalista que logra trascender las fronteras de su querida entidad, para construir una visión moderna sobre los seres vivos que pueblan nuestro mundo. muchos especialistas, botánicos, zoologistas e investigadores naturales en general mantienen una deuda vocacional con ese notable colimense cuyo nombre adquiere tintes legendarios en otras entidades como Chiapas.
La maestra Vera Vázquez, por su parte, es la gran promotora teatral de la entidad y maestra de muchas generaciones de artistas escénicos colimenses. No podemos negar que mucho del notable impulso teatral que hoy disfrutamos en festivales especializados y funciones diversas en los más diversos espacios escénicos colimenses, como el remodelado Teatro Hidalgo, son el producto de la labor tesonera de maestros como esta notable actriz y promotora cultural.
Martha Dueñas, a su vez, es el prototipo de la mujer pionera en los asuntos públicos, cuyo impulso abrió oportunidades a todo un género y cuya participación en la actividad política es hoy materia de todos los días.
Y Felipe Sevilla del Río, al final, es el representante incomparable de la visión científica de la historia, muy bien dotado, además, de la sensibilidad poética que convierte cada texto en calidad y belleza.
Amigas y amigos todos:
Colima da para más, mucho más. Una ligera revisión de las páginas de nuestro ayer permitiría llenar muchos muros de honor como éste. Muchos muros colimenses, sin duda, podrían ser cubiertos con personalidades relevantes en los más distintos campos del quehacer cultural, político, científico y social.
Por ello, el Gobierno Estatal impulsa, dentro de las obras de remodelación de lo que será el Complejo Cultural, Recreativo y Deportivo de la Piedra Lisa, un espacio dedicado especialmente a la recuperación histórica.
Construimos allí, en efecto, un diseño arquitectónico destinado a las y los colimenses ilustres, que sin duda mantendrá una clara correspondencia con esfuerzos como el de este día.
Por eso, hago votos porque en un futuro cercano, muchas y muchos colimenses más, adoptivos o nativos en este rincón de México, enriquecerán estas paredes con el oro del prestigio histórico.
Nosotros, por lo pronto, cumplimos con un imperativo de nuestra memoria y lo compartimos hacia el porvenir.
Muchas gracias.

No hay comentarios:

Contador de visitas